Sistemas de aire acondicionado

Aunque poco a poco se va dejando atrás el verano y nos adentramos próximamente en el otoño y en el invierno, nunca viene mal recordar la multitud de sistemas de climatización que hay en el mercado. Quizás es ahora un buen momento para adquirir, ante los próximos meses de frío un aparato climatizador que sirva tanto para las bajas temperaturas como para el calor del año que viene. Por eso, en esta nueva entrada os vamos a comentar algunas de las cuestiones que interesa conocer a la hora de comprar un aparato de este tipo con el fin de que, cuando vayáis a realizar la compra, tengáis algunas nociones generales con las que saber qué sistema de climatización os puede interesar más dadas las características del lugar en el que váis a instalarlo.

Para aquellos que no están muy familiarizados con lo que es realmente un aparato de aire acondicionado os podemos comentar que cuando nos referimos a este tipo de aparato lo estamos haciendo de un aparato que rigiéndose por los principios de termodinámica se consigue un cambio de temperatura entre un espacio y otro mediante un proceso de la refrigeración. Este proceso consiste en extraer calor de un recinto con lo que se produce frío en el mismo puesto que con esta extracción lo que se logra es trasladar el calor a otro lugar, por eso observaréis que cuando os acercáis a un aparato (ventilador) de aire acondicionado siempre está echando calor, mientras que para producir calor en la habitación el proceso es al revés. De este modo, a la hora de refrigerar una estancia por aire acondicionado ésta se puede producir mediante dos sistemas: refrigeración por compresión o refrigeración por absorción.

La tipología de aparatos climatizadores que podemos encontrar en el mercado actual, normalmente se pueden dividir en dos grupos diferenciados, aquellos que son considerados aparatos domésticos y los que por sus características técnicas son los llamados aparatos comerciales. ¿En qué se diferencias unos de otros? Evidentemente, la diferencia entre ambos grupos es muy sencilla y lógica, ya que unos están destinados al uso en domicilios particular de unas determinadas condiciones y los otros son específicamente destinados para zonas comerciales, superficies grandes, establecimientos etcétera.

APARATOS DOMÉSTICOS

aire acondicionado domestico

Equipos portátiles sin unidad exterior. 

Este tipo de equipos no requieren instalación, son aparatos normalmente pequeños y que no necesitan instalación más que colocar el tubo extractos de aire caliente de forma manual en una ventana.

Aparatos denominados “de ventana”.

Este tipo de aparato se caracteriza porqu contiene todos sus partes funcionales en un mismo sistema, y para su instalación tan solo debemos colcarlos en una pared de manera que queda una parte de él en el interior de la estancia que pretendemos refrigerar y la otra mitad en el exterior. Las ventajas de este tipo de aparato es que su coste de instalación es bajo y de fácil mantenimiento. Los únicos inconvenientes que tiene es que quizás es mucho más ruidoso que los otros modelos que os vamos a comentar y también debemos tener en cuenta que en ocasiones, y dado que vamos a realizar un agujero importante en la pared, igual la comunidad de vecinos no autoriza la instalación de un aparato de este tipo.

Equipos llamados “de pared”.

Este tipo de aparato es el más común utilizado en el ámbito doméstico porque su utilización y sobre todo su instalación tiene claras ventajas con respecto a los dos anteriores aparatos que os hemos presentado. Así pues, este tipo de aparatos se caracteriza porque el compresor queda instalado fuera de la estancia y comunica con la unidad interior que es el evaporados/condensador mediantes una serie de tubos que hacen que la obra que debamos que realizar para su instalación sea lo menos agresiva para la pared y por ello tengamos que realizar un agujero menor en la pared. Este tipo de aparato por ser el de mayor uso común en el mercado y entre los usuarios domésticos presenta una amplia variedad de potencias para que escojamos aquel que más se ajusta a nuestras necesidades en función del espacio para el que lo queremos emplear. Si hablamos de inconvenientes, la verdad es que no tiene muchos, tan sólo podríamos considerar que su instalación es un poco mar costosa económicamente que las anteriores pero por su rendimiento y prestaciones también es uno de los modelos que mayor rendimiento presenta en su uso y durabilidad técnica en el tiempo.

Aparato denominado “Split” o bien “consola de techo”.

Este modelo es muy parecido al de pared pero tiene mayor potencia. Los inconvenientes que posee es que su instalación es más costosa y también más compleja por lo que su elección siempre queda determinada en función del uso que se le va a hacer y de las necesidades que podáis tener.

Aparato tipo “Split usando fancolis” o también llamados “centrales”.

Este tipo de aparato tiene como inconveniente que su instalación es mucho más costosa aún, que las de los aparatos anteriores pero no es menos cierto que aquel domicilio que lo posee incrementa su valor. Normalmente es un modelo de aparato que se utiliza para edificios completos, ofrece un alto nivel de confort, presenta un mantenimiento muy sencillo y sus revisiones son espaciadas en el tiempo, siendo el coste de su instalación y las características de los edificios donde se va a instalar los principales inconvenientes ya que para ello hace falta realizar una instalación adecuada que canalice bien y de forma correcta la difusión del frío o el calor de forma adecuada ya que la distribución del se lleva a cabo mediante conductos ocultos que normalmente se instalan en el falso techo y que terminan en unas rejillas estratégicamente colocadas y generalmente regulables por donde sale el flujo del aire.

APARATOS COMERCIALES

Realmente a la hora de especificar los modelos que existen orientados en su uso para comercios, grandes superficies, instalaciones de grandes dimensiones y demás, los modelos en sí mismo no difieren de los que os hemos expuesto en la anterior tipología, sólo les diferencia en líneas generales su potencia y algunas prestaciones técnicas que pueden no tener los aparatos fabricados para uso doméstico. Estos son los principales modelos comerciales que son a la vez los más utilizados.

aparatos aire acondicionado industrial

Aparatos “centrales” o también llamado “compacto o tipo Split usando fancoils”.

Su uso está orientado para locales que requieren un confort extra. Sus inconvenientes se encuentran en que presenta un alto coste de instalación, requiere decoración para integrarlo en el espacio y necesita de instalación para canalizar y conducir el aire. Como aspectos positivos nos encontramos con que aporta una gran estabilidad térmica al espacio en el que está instalado, su mantenimiento no es muy regular es decir se efectúa en periodos de tiempo espaciados.

Aparatos tipo “Split” o llamados “consola de pared”.

Como hemos apuntados en el anterior ítem este tipo de aparato para su uso comercial está orientado para ser utilizados en comercios y locales pequeños como cibers-cafés, peluquerías, barberías, locales pequeños, etc. Se recomienda que los espacios sean de dimensiones rectangulares o cuadrados, es un aparato de instalación fácil siendo un menor inconveniente su baja capacidad o potencia por lo que es necesario que se valore muy bien cuales son las necesidades reales del establecimiento.

Aparato “Split” o también conocido como “consola de techo”

Es recomendable para locales pequeños y comercios con alta rotación de clientes y ambientes abiertos. Su instalación es sencilla y de bajo coste integrándose perfectamente en el espacio sin afectar demasiado a la decoración del establecimiento. Como inconveniente principal nos encontramos con que éste es más regular en el tiempo.

Aparato llamado “Roof-Top”

Este modelo es de fácil instalación por ser compacta. Sus principales ventajas las encontramos en que no hay que realizar conexiones frigoríficas y la desembocadura de los conductos lateral e inferior es más flexible.

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de adquirir el aparato climatizador

Para finalizar, os apuntamos como últimas consideraciones que tengáis en cuenta a la hora de adquirir el aparato climatizador el consumo de energía que vais a realizar con la adquisición de dicho aparato.

En este sentido, cabe tener en cuenta que a la hora de medir la eficiencia de un aire acondicionado, son varias las cuestiones que conviene conocer y tener en cuenta.

Por un lado el llamado coeficiente de eficacia frigorífica (EER) que es el rendimiento energético de la bomba de calor cuando funciona en modo enfriamiento; además cabe considerar también el propio coeficiente de rendimiento (COP) que es el coeficiente entre la potencia calorífica total disipada en vatios y la potencia eléctrica total consumida por el equipo de aire acondicionado durante su utilización; también debemos tener en cuenta las frigorías del aparato y por último, el llamado sistema inverter que consiste en una tecnología que sirve para regular el cambo de frecuencia de ciclo eléctrico con el fin de efectuar un uso responsable de las potencialidades del aparato climatizador con el consiguiente ahorro energético y de consumo.

Sistemas de aire acondicionado
5 (100%) 1 vote